5/18/2015

Jesús, hijo bastardo en el Talmud Judío

Texto del Talmud

En las historias del Talmud de la religión judía ortodoxa, el personaje Jesús del cristianismo (Yahoshuah BenYossef para los judíos) fue el hijo bastardo, es decir un "mamzer", de la adúltera Miriam (María) y su amante, el soldado romano Pandera o Pantera (b. Joma 66d / Shabbath 104b / Sanhedrin 67a). Calificado de "tonto" y de practicar la magia e idolatría, Jesús fue condenado a muerte por apedreamiento. Actualmente, -según esta misma tradición-, se encuentra en el infierno quemándose en medio de excremento hirviendo ("Jesús esta enterrado en el infierno, donde su castigo es quemarse para siempre en medio de excremento hirviendo". Gittin 57ª )

Las referencias de este Jesús, no coinciden con la historia de los evangelios del cristianismo. Se trata de un judío conocido como Yahoshuah BenYossef, un maestro de la Torah, al que muchos judíos consideran un profeta, pero que muy poco se conoce de la vida real de este hombre, ya que no existe ningún documento histórico fidedigno que de cuenta de él y de su familia, así como de lo que el realizó mientras vivió. Lo que se conoce de él difiere mucho de lo que las epístolas paolinas y los evangelistas han descrito de Jesús. 

El Talmud, que es considerado como la Torah oral con sus comentarios, fue escrito al final del segundo siglo dec, en vista de que las tradiciones se estaban perdiendo al no tener Templo en Jerusalem, desde que imperio Romano bajo la dirección de Tito los destruyó durante la guerra del 68 al 70. La segunda guerra contra los Romanos se llevó a cabo durante los años 132 al 135. Al final de esta guerra la población judía había sido esparcida fuera del país no sin antes haber masacrado a millones de ellos; millones fueron tomados cautivos y expatriados a todos los países vecinos. En su momento, un escritor cristiano llamado Justino en su trabajo Diálogo con Trifo dice, "Ustedes siguen a un rumor vació y crean a un cristo para ustedes. Si el [Jesus] nació y vivió en alguna parte el es totalmente desconocido"

Templo de Jerusalem

Aunque le Talmud hace referencia y de manera despectiva a Yahoshuah BenYossef, sus escritores nunca se refirieron a Jesús de Nazareth del cristianismo explícitamente, aunque en dos escritos de la Mishnáh -Tosefta y Baraita, se encuentra una referencia a dos diferentes hombres que muchos judíos constantemente confunden con Jesús, como los siguientes:

*Yesu Ben Pandera: Este Jesús, muere  apedreado y luego es colgado en un árbol por traición y brujería en la víspera de Pesaj  o Pascuabajo el reinado de Alejandro Janeo (106-79 a.e.c.). Esto ocurrió en Jerusalem 100 anos antes de haber nacido el Jesús de los Evangelios. Yeshu Ben Pandera tuvo cinco discípulos: Mattai, Naqui, Neitzer, Buni y Todah. Algunos opinan que el discípulo cristiano Mateo haya sido inventado de este Mattai.

*Yesu Ben Stada: Este Yeshu vivió  siglo II d.e.c., cien años después de Jesus haber nacido. Este también fue apedreado y colgado por traición y brujería en la víspera de Pesaj, pero no en Jerusalem, sino en Lidia.

El Talmud no indica nada que ellos hubieran sido ejecutados por haberse considerado Mesías y ademas, ambos vivieron cien años de diferencia con el Jesús que la historia conoce como Jesús de Nazareth. Por todo ello, es imposible afirmar que aunque algún Jesús pudo haber existido históricamente, no existe una sola evidencia creíble que soporte dicha existencia. Cuarenta y un historiadores de la época  no mencionaron a Jesús o sus discípulos, lo cual crea un argumento del silencio en contra de su historicidad. Es muy probable que mucha de la información conocida sobre el Jesús del Cristianismo, haya sido friccionada durante la Dinastía de emperadores flavianos, en Alejandría y Roma, por judíos de cultura helénica. Luego fue asimilada y reinventada por los mismos Padres de la Iglesia, como: Eusebio, que gustaban mucho de usar información falsa para sustentar sus tesis y mucho mas sobre las doctrinas que estaban comenzando a tener importancia en los primeros siglos sobre Jesús de Nazareth.  

La Torá, la Misná, la Tosefta, el Talmud y el Midrás

Texto de la Misná

* La Misná es una colección de las tradiciones de interpretación de los rabinos más importantes acerca de la “Ley”, los cinco primeros de la Biblia. La Misná contiene, por un lado, disposiciones que aclaran y precisan la ley de Moisés y por otro sentencias de maestros ilustres que la comentan. Por tanto, es un primer comentario a la Ley o Torá. Las opiniones recogidas van desde el 200 o 250 a.C. hasta el 200 d.C. aproximadamente. Cuando se aduce algún texto de la Misná se suele poner una “m.” delante del tratado que se cita. Para citar el principio del tratado Abot, “Padres”, se escribiría m. Abot, 1,1.

- El Talmud es un amplio comentario en muchos volúmenes y en dos versiones (una hecha en Jerusalén; otra, en Babilonia) a las tradiciones y a las sentencias de los primeros rabinos conocidos sobre la interpretación de la ley de Moisés, recogidos fundamentalmente en la Misná. Su lengua es el arameo (con secciones en hebreo). Se trata de discusiones legales o de historias edificantes de rabinos que incitan a observancia de la Ley y a la piedad. Puede decirse que el Talmud es un comentario al comentario a la Ley que es la Misná. Fue recogido y pasado por escrito en un lapso de tiempo que va desde el siglo III al VII d.e.c. Cuando se cita se utiliza en primer lugar una de las dos letras siguientes b./j. La primera significa Talmud babilónico; la segunda, Talmud de Jerusalén.

* Midrás es un género exegético, interpretativo de textos de la Biblia: Es la exégesis o hermenéutica que practicaba el judaísmo antiguo en búsqueda del sentido de la Biblia. Ésta se traduce normalmente en un escrito -compuesto en su mayoría en hebreo- que parafrasea y explica un texto bíblico. 

* La Tosefta es una colección independiente de La Misná –y hasta cierto punto su rival- que desarrolla una interpretación de la Ley en los puntos no contenidos en la Misná. Tosefta significa “adición” o “complemento”. Tenemos por tanto una obra complementaria a la Misná, en la idea de que esta última es como la obra de referencia por antonomasia

Estructura de los textos de la Misná, el Talmud y sus Comentarios

Existen datos confusos, incoherentes, errados cronológicamente y hostiles hacia ese o esos varios personajes, que hacen referencia a un tal, Jesús, sea este, 
YESHU BEN PANDERA, o YESHU BEN STADA, y como  fuente indirecta de su existencia histórica del Jesús de Nazareth del cristianismo, resultan también poco confiables, pues sus perfiles como personajes, son claramente distintos, por lo que es más una confusión de nombres, que de hechos históricos sobre un personaje real. Existen algunos tratados, que han dado cuenta sobre esta problemática, suscitando toda una gama de opiniones entre los estudiosos modernos sobre el tema, que se han dividido entre "minimalistas" que ven algunos pasajes con referencia a Jesús, y los "maximalistas" que ven muchos pasajes con referencia a Jesús.  "Minimalistas" incluyen a : Jacob Z. Lauterbach: Jesús en el Talmud(1951), y entre los los "maximalistas" se incluyen a Robert Travers Herford: "Christianity in Talmud and Midrash" (Cristianismo en el Talmud y midrash, Londres 1903) y Peter Schfer: "Jesús en el Talmud" (2007), en el que trató de encontrar un término medio entre "cristianos contra los judíos" y las interpretaciones "apologéticas judías". Llegó a la conclusión de que las referencias a Jesús que se incluyeron en las primeras versiones del Talmud, eran parodias de las narraciones del Nuevo Testamento.  

Por su parte, autores como: Hermann Strack en: "Jesús, die Hretiker Christen und die nach den ältesten Jüdischen Angaben"(1910) y Johann Maier en: "Jesus von Nazareth der talmudischen berlieferung" (1978), concluyen cada uno por su parte, que no hay ninguna evidencia del Jesús histórico en el Talmud. Más bien, las referencias a ese Jesús, son "legendarias" y probablemente se añaden al final de la era talmúdica "como una reacción a las provocaciones cristianas".

Los textos que en el Talmud y midrás que referencian a Jesús y que son aproximadamente una quincena. De entre  ellos sólo tres o cuatro lo nombran expresamente, y, sólo un par de ellos transmiten alguna información sustantiva. Otros aluden a "un cierto personaje", (peloní) en hebreo (por ejemplo b. Joma 66d), como sin nombrarlo expresamente; otros lo llaman o Jesús Ben Stada o Ben Pandera y unos pocos tratan más bien de su madre.

Texto del Misná, Abot 1,1, que evidencia, la tradición apostólica y discipular presente en el judaísmo y que no es una novedad en el cristianismo :
"Moisés recibió la Torá del Sinaí y la transmitió a Josué; Josué a los ancianos; los ancianos a los profetas; los profetas la transmitieron a los hombres de la Gran Asamblea (el tribunal de 120 miembros que comenzó a actuar con Edras tras la vuelta del exilio babilónico). Éstos decían tres cosas: sed cautos en el juicio, haced muchos discípulos, poned una valla en torno a la Torá."
La madre de Jesús
Miriam, tuvo a Jesús, como hijo bastardo, con un soldado romano,
era de ascendencia real, pero se prostituyó entre carpinteros.

La madre de Jesús aparece en b. Shabbat 104b como una peluquera, o también como maestra de primer grado (b. Hagigah 4b), o como mujer de Pandera, Pandira o Pantera, un soldado romano, con quien había tenido un hijo bastardo, o según otra fuente (b. Kallah 51a), un hijo ilegítimo por haber sido concebido ciertamente de su marido, el tal Pantera, pero durante el ciclo menstrual, lo que lo hacía rigurosamente impuro.

El nombre con el que se denomina también a Jesús en éste y en otros pasajes es Ben Stada. De la identificación entre Ben Stada, Ben Pantera y Jesús no cabe duda, pues en algún otro documento (Tosefta Hullin II 23) aparece el nombre completo, Jesús ben Pandera, y en otros encontramos a "Jesús" como variante de "Pandira" o "Stada". Este último vocablo, "Stada", dice el texto, deriva del hebreo Setahdáh, "aquella que se ha desviado"... de su marido. Existe otro texto (b. Sanhedrin 106a), que no duda en aceptar que los antepasados de María eran de procedencia real, "príncipes y gobernantes", pero afirmar luego que la doncella "se prostituyó entre carpinteros"

Textos sobre la Madre de Jesús en el Talmud

1. Sobre el origen de la tradición de los Padres que luego formará la “Ley oral”, tradición que a veces discutía Jesús de Nazaret: Misná, Abot 1,1:
Moisés recibió la Torá del Sinaí y la transmitió a Josué; Josué a los ancianos; los ancianos a los profetas; los profetas la transmitieron a los hombres de la Gran Asamblea (el tribunal de 120 miembros que comenzó a actuar con Edras tras la vuelta del exilio babilónico). Éstos decían tres cosas: sed cautos en el juicio, haced muchos discípulos, poned una valla en torno a la Torá. (Versión de Misná, editada por Sígueme, Salamanca, 1997)
Sobre la madre de Jesús. Su nombre y oficio:

b. (Talmud Babli o de Babilonia), Shabbath 104b (el pasaje se repite también en b. Sanhedrin 67a:
“Aquel que hace incisiones en su piel”. Es tradición que Rabí Eliezer dijo a los sabios: ‘¿No trajo de Egipto Ben Stada conjuros en una incisión en su carne?’ Le respondieron: ‘Ea un loco, y de un loco no se aceptan pruebas’. Ben Stada es Ben Pandira. R. Hisa dijo: ‘El marido fue Pappus ben Jehudah; la madre fue Stada. La madre fue Mariam, la peluquera, como decimos en Pumbedita: Ese tipo de mujer ha sido traidora con su marido’”
Traidora es Setáth da: “la desviada [¡traviatta!] de su marido, adúltera.

María era (¿también?)una maestra de primaria: Talmud Babli Hagigah 4b:
Cuando R. Joseph llegó a este versículo (Ex 23,17), lloró: ‘El que no tiene justicia es aniquilado’ (lectura aproximada de Prov. 13,23). Dijo ¿Hay alguno que se haya ido antes de tiempo? Ninguno. Pero esto (se dice) de R. Bibi bar Abaji. El ángel de la muerte estaba con él. El ángel dijo a su mensajero: Vete, tráeme a Miriam, la peluquera. Y él le trajo a Miriam, la maestra de primaria. El ángel dijo: Te dije que trajera a Miriam, la peluquera. Si es así, voy a devolver a ésta. El dijo: Ya que la has traído aquí, que se quede entre el número (de los muertos).
María concibe a Jesús de un modo adulterino: Misná Yebamot 4,13:

1.¿Quién es un bastardo? El hijo de unión prohibida[…] R. Simeón ben Azzay dice: Encontré en Jerusalén un rollo genealógico donde estaba escrito. ‘Fulano de tal’ (literalmente una cierta persona’], bastardo, hijo de la mujer de un hombre (es decir, tenido con otro hombre).Sabemos que “fulano de tal” o “una cierta persona” puede referirse a Jesús porque hay otros textos que aluden a Jesús de este manera. Así en Tosaphot 2a (Tosaphot es un comentario medieval al Talmud):
2.El ángel de la muerte estaba con él: contó lo que había ocurrido, porque lo sucedido con Miriam la peluquera tuvo lugar en tiempos del Segundo Templo, pues ella era la madre de una ‘cierta persona’, como se dice en Shabbath 104.“En tiempos del Segundo Templo” es una asignación temporal muy imprecisa, pues va desde el siglo V a.C. (reconstrucción del Templo de Salomón por los que retornan del Exilio con Esdras a la cabeza) hasta sus destrucción en el 70 d.C.
b. Joma 66d:
3.Le preguntaron a R. Eliezer: ‘¿Qué pasa con ‘una cierta persona’ respecto al mundo futuro?’ Me habéis preguntado respecto a cierta persona…b. Sanhedrin 106a
4.R. Johannan dijo (respecto a Balaán): Fue al principio un profeta, pero al final un mentiroso. Rab Papa dijo: Ésta es de la que se dijo: Era descendiente de príncipes y gobernantes (reyes), pero hizo de prostituta entre carpinteros.Jesús concebido en periodo de menstruación, por lo tanto un ser totalmente impuro:
b. Kallah 51a
5.Impuro. R. Eliezer dijo que R. Jehoshua (Jesús) era un impuro, hijo de menstruación. R. Aquiba (dijo) es un bastardo e hijo de menstruación. Estaban sentado algunos ancianos junto a la puerta y pasaron por delante dos muchachos, de entre los cuales uno cubrió su cabeza y el otro le dejó al descubierto- Dijo R. Eliezer, del que había descubierto la cabeza: es un bastardo (espurio), R. Jehoshua, hijo de menstruación. R. Aquiba dijo: Bastardo e hijo de menstruación. Le respondieron: ¿Cómo te exaltas en tu corazón y te atreves a contradecir a tus colegas? Les dijo R. Aquiba: Confirmaré esto. Salió y fue a donde la madre, a la que vio en la plaza, sentada, y vendiendo legumbres. Le dijo: Hija mía, si me respondes a lo que te preguntaré te conduciré al mundo futuro. Ella respondió: Júramelo. Juró el rabí Aquiba con su boca, pero en su corazón anuló el juramento. Le dijo a ella: ¿Quién es este hijo tuyo? Respondió: Cuando entré en el tálamo (el día de su boda) tenía la menstruación; entonces mi marido me apartó. Vino a mí entonces mi amante, por lo que este niño es bastardo e hijo de menstruación. Respondieron los rabinos: Grande era el R. Aquiba que refutó a sus maestros. En aquella hora dijeron: Grande es el Dios de Israel que reveló a R. Aquiba su secreto.

Anacronismo entre el Jesús del Talmud judío y el Jesús de Nazareth de los Evangelios cristianos (b. Sanhedrín (107b).  

En b. Sanhedrín (107b) sitúa a Jesús en tiempos del rey asmoneo Alejandro Janneo (que reinó desde el 104 al 78 a.e.c.), a decir, cien años antes de cuando los evangelios se refieren al Jesús de Nazareth:
"Nuestros rabinos enseñan: Que la mano izquierda rechace y la derecha reciba, no como Eliseo que rechazó (a su siervo Gehazi) con ambas manos, o como R. Jehoshúa b. Perahjah, que rechazó a Jesús (el Nazareno) con ambas manos. Y ¿que ocurrió con éste?. Cuando el rey Janneo mató a nuestros rabinos, R. Jehoshúa y Jesús huyeron a Alejandría. [Pasado el tiempo volvieron, y ambos, maestro y discípulo reposaron en una taberna durante el viaje de regreso] 'Qué hermosa es esta taberna', dijo R. Jehoshúa. Pero Jesús [entendiendo tabernera en vez de taberna] respondió: 'Pero tiene ojos pequeños' El R. añadió: 'Malvado, ¿en esas cosas te ocupas?' Entonces lo excomulgó con gran aparato (liter. "convocando cuatrocientas trompetas"). Jesús se presentaba ante el R. muchas veces y le decía: 'Recíbeme'. Pero el R. no le hacía caso. Un día en el que éste estaba recitando la Shemá, se presentó ante él Jesús. Pensó entonces el R. recibirlo y le hizo un signo, pero Jesús pensó que lo había expulsado. Entonces se marchó, colgó una teja y la adoró (es decir, se hizo adepto de una religión falsa). El R. le dijo: 'Vuelve'. Jesús replicó: '[No puedo], porque esto es lo que he aprendido de ti: aquel que peca e incita a la multitud a pecar no tiene oportunidad de arrepentirse'. Y otro discípulo había dicho: 'Jesús Nazareno practicaba la magia, extravió y engañó a Israel'".
Jesús mago y engañador

Jesús como un taumaturgo y mentiroso en el Talmud

El Talmud judío, acusa expresamente de magia a Jesús (Tosefta Shabbat XI 15 y b. Shabbat 104b):
"Es tradición que R. Eliezer dijo a los sabios: '¿Acaso Ben Stada no trajo de Egipto conjuros [tatuados] en incisiones sobre su piel?' '¿Acaso no aprendió (toda su doctrina) sólo de esta manera?'".
Y en b. Sanhedrin 103a:
“A ti no ha de alcanzarte la desgracia, ni plaga alguna ha de acercarse a tu tienda. Otra explicación: “No ha de alcanzarte la desgracia” significa que los sueños perversos y malos pensamientos no te tentarán, y “ que ninguna desgracia caerá sobre tu casa” significa que no tendrá un hijo o discípulo que queme su comida en público como Jesús el Nazareno”.
Es una referencia rabínica al texto del Salmo 91,10: "A ti no ha de alcanzarte la desgracia, ni plaga alguna ha de acercarse a tu tienda", cuya interpretación es "no tengas un hijo o un discípulo que queme su comida en público como Jesús el Nazareno". 

Sinopsis de alusiones a Jesús que se encuentran en el Talmud:

1. La madre de Jesús se llamó Miriam (María) y era una mujer adúltera. Por su infidelidad, la madre de Jesús recibió el sobrenombre “Stada” (que significa “mujer infiel”).
Texto original en el Talmud: Shabbat 104b, Chagigah 4b

2. Miriam tuvo como amante a un soldado romano de apellido Pandera (o Pantera). 
Texto original en el Talmud: Shabbat 104b, Sanhedrin 67a

3. Jesucristo es el hijo bastardo de Miriam y Pandera.
Texto original en el Talmud:  Shabbat 104b, Sanhedrin 67a

4. Además de adúltera, Miriam se comportó en sociedad de manera indecente, al haberse dejado crecer el pelo y llevarlo excesivamente largo.
Texto original en el Talmud: Shabbat 104b, Sanhedrin 67a

5. Jesús practicó la magia, la misma que aprendió en Egipto.
Texto original en el Talmud: Shabbat 104b, Sanhedrin 107b, Sota 47a

6. Jesucristo practicó la idolatría, como se demuestra al final de la discusión con su maestro, el rabino Yehoshua ben Perahya. En esa ocasión, Jesús levantó y adoró a un ladrillo.
Texto original en el Talmud: Sanhedrin 107b, Sota 47a

7. Según el Talmud, en la vida de Jesucristo existen varios episodios de promiscuidad sexual. El primero de ellos es su propio nacimiento, resultado del adulterio de Miriam con Pandera. Un segundo incidente es la apreciación sexual negativa hecha por Jesús sobre la apariencia física de la dueña de una posada a la que había llegado para alojarse junto con su maestro, el rabino Yehoshua ben Perahya. Inmediatamente, el rabino excomulgó a Jesús por haberle contestado, frívolamente, que la posadera “tenía los ojos estrechos”.
Texto original en el Talmud: Sanhedrin 107b, Sota 47a

8. Un tribunal judío condenó a Jesucristo a la pena de muerte por haber practicado la magia y por haber instigado y corrompido a Israel, induciéndolo a la práctica de la idolatría.
Texto original en el Talmud: Sanhedrin 103a, Sanhedrin 107b

9. De acuerdo con la legislación judía, Jesucristo fue ejecutado por apedreamiento. Una vez muerto fue colgado de un árbol. La ejecución tuvo lugar en la víspera de la Pascua judía.
Texto original en el Talmud: Sanhedrin 43a-b, Sanhedrin 67a

10. Jesús está enterrado en el infierno, donde su castigo es quemarse para siempre en medio de excremento hirviendo.
Texto original en el Talmud: Gittin 57a

11. En el Talmud Jesús es llamado de diversas maneras. Su nombre en idioma hebreo es Yeshua ha-Notzri, Jesús el Nazareno. Sin embargo, como Yeshua significa “salvador”, el Talmud prefiere llamarlo Yeshu ha-Notzri. 
Texto original en el Talmud: Sanhedrin 103a, Abhodah Zarah 6a, Abhodah Zarah 50b, Chagigah 4b, Shabbat 104b, Sanhedrin 67a

12.  El Talmud también alude a Jesús con las expresiones “el hijo de Pandera”, “el hijo de Stada”, “aquel hombre”, “un tal”, “el hijo del carpintero” y “el que fue ahorcado”. En un pasaje del Talmud, Jesucristo fue calificado como “tonto”.
Texto original en el Talmud: Sanhedrin 103a, Abhodah Zarah 6a, Abhodah Zarah 50b, Chagigah 4b, Shabbat 104b, Sanhedrin 67a

Censura cristiana del Talmud:


La primera censura cristiana del Talmud que ocurrió en el año 521. Sin embargo, la censura mucho mejor documentada se inició durante las disputas de la Edad Media. Los defensores de la iglesia cristiana alegaron que el Talmud contenía referencias insultantes a Jesús y su madre, María. Apologistas judíos durante las disputas dijeron que no había referencias a Jesús en el Talmud, y afirmó Joshua y sus derivaciones era un nombre común entre los judíos, que se referían a otras personas. Las disputas llevaron a muchas de las referencias que son removidos de la siguiente edición del Talmud.

Durante la Edad Media, una serie de debates sobre el judaísmo fue puesta en escena por la iglesia cristiana - incluyendo la Disputa de París, la Disputa de Barcelona, y la Disputa de Tortosa - y durante las disputas, los judíos convertidos al cristianismo, como Pablo Christiani y Nicholas Donin afirmó que el Talmud contenía referencias insultantes a Jesús. 

Un primer trabajo que describe Jesús en el Talmud era Pugio Fidei por el catalán Dominicana Ramn Mart, un judío convertido al cristianismo. En 1681 Johann Christoph Wagenseil tradujo y publicó una colección de las polémicas anticristianas de fuentes judías, con el título Tela Ignea Satanás, sive Arcani et Horribiles Judorum Adversus Christum, Deum, et Christianam religionem Libri que discutió Jesús en el Talmud. 

El primer libro dedicado exclusivamente al tema de Jesús en el Talmud fue la obra de Jesús en América Talmude publicado en 1699 por Rudolf Martin Meelfhrer, un estudiante de Wagenseil en Altdorf. En 1700, Johann Andreas Eisenmenger publicó Entdecktes Judenthum, que incluye descripciones de Jesús en el Talmud, y que se convertiría en la base de gran parte de la literatura antisemita en los siglos posteriores, como El Talmud Desenmascarado escrita en 1892 por Justinas Bonaventure Pranaitis.

Algunas ediciones del Talmud faltan algunas de las referencias, que fueron retirados, ya sea por la censura cristiana a partir del siglo 13, o Judios mismos por temor a las represalias antisemitas, o algunos fueron posiblemente perdido por negligencia o accidente. Sin embargo, la mayoría de las ediciones modernas publicadas desde principios del siglo 20 se han restaurado la mayor parte de las referencias.


Fuentes:


*Babylonian Talmud: Tractate Sotah Folio 47a [En línea] Disponible en: http://www.come-and-hear.com/sotah/sotah_47.html 

*Babylonian Talmud: Tractate Shabbath. Gittin Folio 57a [En línea] Disponible en


*Babylonian Talmud: Tractate Shabbath. Shabbath 104b [En línea] Disponible en: http://www.come-and-hear.com/shabbath/shabbath_104.html

*Babylonian Talmud: Tractate Sanhedrin Folio 67a [En línea]. Disponible en: http://www.come-and-hear.com/sanhedrin/sanhedrin_67.html

*Babylonian Talmud: Mas. Chagigah 4a [En línea] Disponible en:  http://juchre.org/talmud/chagigah/chagigah1.htm

* BaYonah, Eliyahu. Jesus en el Talmud Diálogos del Rabbai Moshe y el Talmid Akiva Serie: ¿Por qué Un Judio No Cree en Jesus? -13 Shalom Haverim Org
[En línea] Disponible en: http://bit.ly/1QVI6bg 

*Instone-Brewer, David. (2011) Jesus of Nazareth´s trial in the uncensored Talmund. Tyndale Bulletin 62.2  [En línea]. Disponible en: http://www.tyndale.cam.ac.uk/Tyndale/staff/Instone-Brewer/prepub/07_Instone_Brewer.pdf

* Jesus in the Talmud. (2015, May 6). In Wikipedia, The Free Encyclopedia. Retrieved 04:11, May 18, 2015, from http://en.wikipedia.org/w/index.php?title=Jesus_in_the_Talmud&oldid=661074001

* Piñero, Antonio (11.07)Qué se dice de Jesús en el Talmud (I).El Blog de Antonio Piñero [En línea] Disponible en: 

* Piñero, Antonio (11.07)Jesús en el Talmud (II) Textos sobre María.El Blog de Antonio Piñero [En línea] Disponible en:

Piñero, Antonio (11.07)Jesús en el Talmud (III) Jesús mago y engañador.El Blog de Antonio Piñero [En línea] Disponible en:

*Schäfer, Peter(2007,) Jesus in the Talmud. Princeton University Press [En línea]. Disponible en: http://www.pdfarchive.info/pdf/S/Sc/Schafer_Peter_-_Jesus_in_the_Talmud.pdf




2 comentarios:

  1. El dia se avecina!! Donde los blasfemos pagaran por su lengua de aspid .en el TOFET!! LA SINAGOGA DE HAL SATAN ESTA SENTENCIADA.

    ResponderEliminar